17 de mayo de 2015

Nómada del alma

Y de pronto vio sus pies hundidos en la nieve y se dijo. - ¿Que cojones hago aquí?
Después de tanta guerra, tantas tribulaciones, tantos escapes y fugas. Después de tanto amor y tanta desidia.
El era del mar, como Habana, solo que no iba a abandonar por nada de este mundo. Muchos quedarían en el camino, muchos tratando de sacarlo del camino, llevándole por atajos absurdos que no conducían a nada.
Sabía que le iba a costar caro, lo sabía. Pero a ver sus pies hundidos en la nieve se hizo la pregunta otra vez.
Se despertó y era una terrible pesadilla. Las pesadillas de Josef son que siempre volvía atrás, Siempre un paso atrás, un año atrás, una vida atrás. Era preferible morir o pasar todas las desgracias juntas que volver a vivir capítulos pasados aunque todo hubiera estado bien o tranquilo.
Espíritu nómada del alma. Nunca lo abandonaba.
Maldita Habana del Mar.

No hay comentarios: