22 de septiembre de 2013

Reemigrando.

No quisiera hacer comparaciones, pero como dicen a veces "Thats Gonna Hurt " y para salir de esto hago unas comparaciones y ya...

y ya.

 Como cuando de niño te decían - ¡Es solo una inyección y ya! ¡Y Ya!...........

 ¡Los cojones! y perdón por el vocabulario. 

 En USA todo lo que está prohibido está claramente escrito y advertido. Puedes hacer todo lo que no esté prohibido por escrito. En España, nada está escrito, todo está prohibido, menos para los que prohíben. Todo lo que hagas, será cobrado, penado, censurado, limitado y castigado a no ser que seas "El prohibidor". 
 En USA uno intenta algo, quiebra, se va a la ruina, abandona y te incitan a empezar otra vez. En España al dueño de un restauran le cobran un impuesto por encender la tele y poner los canales públicos.

 Cuando llegué a España, al tercer día me dije - Este no es mi sitio, no me voy a adaptar y el peor indicativo, nunca encendí mi cámara de vídeo para hacer mis vídeos "raros" que me encantan. 12 años de cámara apagada. Cuando llegué a USA sentí - Aquí puedo hacer algo, hay posibilidades, terminaré hundido en reveses, pero esta sensación de que puedo hacer algo no se paga con nada. Aquí hay algo mío o para mi. 
 Nada más salir de España sentí que iba en buen camino, no tuve esa sensación al salir de Cuba hacia España. En 12 años en España nunca logré despegarme bien de Cuba, esa Cuba que no me quiere, peligrosa y agresiva. Esa Cuba donde no se puede vivir honradamente del trabajo y creatividad. Donde ser honesto es pasaje seguro a la neuritis óptica y el escorbuto. 
 En 13 minutos en Miami me di cuenta que los cubanos que dicen, Miami es como Cuba, están equivocados de cabo a rabo. Miami no es como Cuba. Miami es Cuba. Miami es lo que nos contaban nuestros abuelos, lo que soñaban nuestros padres. Un sitio lleno de defectos pero donde la gente trabaja y se paga sus cuentas de su trabajo.
 En Miami está la comida cubana, las frutas cubanas, la creatividad cubana, el humor cubano, la libertad cubana. En Cuba, no queda nada de eso. Cuba (La isla) es un rastrojo de feudo desvencijado que por mas que se esfuercen los mulas en llevar ropas chinas para allá, sigue siendo una isla de harapos rellenos de doble moral, eso no es Cuba ni es nada. Es el patio de una prisión donde sale la gente de vez en cuando a coger sol. Y lo mejor. Encendí mi cámara de nuevo. Para hacer mis vídeos raros. 
Un día contaré porque los hago, de que van, porque son así y que quieren decir. A los amigos buenos que tengo en muchas partes de mundo.... no se explicar si estos son solo buenas impresiones o si vienen cosas buenas. Solo se que encendí mi cámara otra vez. Es más, la encendí con tan solo salir de España, la encendí desde Canadá.

 
Reemigrando por marestered

7 comentarios:

Veronica Cervera dijo...

Pues sí para bien o para mal, gustele a quien le guste y pésele a quien le pese, esta es Cuba y esoeri que de aquí no nos saquen.
Me encantó el video.
Bienvenido una vez más.
Abrazote,
Vero

Isbel Alba dijo...

A mi también me encantó el video. Respecto al post, de acuerdo en que todo lo que nos contaron los abuelos perdura solo en el recuerdo de esos obstinados sobrevivientes de la barbarie y en la realidad de esa otra orilla. Welcome back! Bechito.

Anonymous dijo...

Espero que no haya sido en España donde te han enseñado a escupir en la mano que te dió de comer, nada más y nada menos que doce años. Los cubanos no aprendemos.

A mí en cambio la madre patria me ha tratado bien. España ha sido amable conmigo. De hecho, después de diez años en Madrid, tengo hasta mis seres más queridos en La Almudena.

Cuando llegué a este país, una prima, también cubana, que llevaba 30 años exiliada en Madrid sin volver a Cuba por cuestiones políticas, me dio el siguiente consejo:

¿Te vas a quedar a vivir en Madrid? No seas un eterno inmigrante, no seas un eterno cubano en Madrid. Aprende a vivir como un español, a comer como un español, a disfrutar del vino, la música, el arte y la vida como un español. Por eso no serás menos cubano. El día que escuches unas maracas y un bongó serás más cubano que las palmas, porque eso está en ti, está en tu ADN; pero en cambio te integrarás en esta sociedad y te irá mejor. ¡Y me ha ido tan bien! ¡Le agradezco tanto ese consejo!.

Tú no fuiste capaz de cambiar el chip. Por eso ahora llegas a Miami, que es Cuba con luz, y te sientes tan a gusto.

Estados Unidos es un país que tras cinco viajes en diez años puedo decir que conozco bastante bien, ya que no he ido solo a Miami. Es un país maravilloso, un país de exito, sin lugar a dudas, que tiene mucho que enseñar... Pero también mucho que aprender. España es mejor que Estados Unidos para vivir en muchísimos aspectos, eso sí, es importante que te vaya bien y tener suerte.

Te deseo lo mejor, y ya sabes. Madrid y España te esperarán siempre con los brazos abiertos, cuando vengas de turista con los bolsillos a reventar de dólares. Le dará igual lo malo que hayas dicho de ella, está acostumbrada.

Un abrazo.

Niki Palomino dijo...

Te entiendo perfectamente. Aqui me siento en casa.

Bienvenido!

Niurka

Juan Carlos Martin dijo...

No sabía que volviste a emigrar. Me alegro mucho por ti. En estos tiempos que corren por España parece ser que es la mejor opción. Espero que te valla genial. Un fuerte abrazo amigo.

Omar Rodríguez dijo...

Da mucha alegría leer esas palabras.
Y verte sonriendo. Creo que todas las veces que te vi en España estabas serio.

Un abrazo y que no se apague la cámara!

Anónimo dijo...

Los emigrantes que no se integran son siempre un mal negocio para el país que los recibe. Hay que ser muy paleto para no sentirse a gusto en Madrid.