28 de abril de 2009

Cap07 Julio el Pelicano

Julio es un pelicano que llegó de la florida. Los muchachos con sus ansias de cazar todo lo que se mueva le rompieron un ala a pedradas a pesar del cuidado que tratan de tener los pescadores para que estas cosas no ocurran. Pero Julio le tocó lo peor, inválido tuvo que quedarse viendo como sus compañeros volvían a la florida tranquilamente en su vuelo pausado y alto. Cuentan los pescadores que cuando regresan, ya no quieren a Julio, lo miran de malas maneras y si es posible lo atacan con furia de venganza. Algunos dicen que porque Julio dejó abandonado en la florida mujer e hijos, otros que por problemas políticos pelicanienses. Nadie sabe la verdad. Solo que Julio cada día implora un poco de pescado para sobrevivir. Siempre fue libre y ahora, mas que el ala le duele depender de los que tienen la comida. El no puede hacer nada, no puede pescar, no puede irse, los de allá no lo quieren por quedarse. Con suerte sobrevivirá con lo que le den el resto de sus días hasta que suceda algo bueno como que se le sane el ala derecha rota por las piedras y emprenda vuelo de nuevo o sobrevivirá el resto de sus días sin ningún cambio en su triste situación. Lo que más le entristece es que no sabe si ese cambio está cerca o nunca va a suceder. Mientras, va tirando más o menos………. y……
........¿De que estaba hablando?......

5 comentarios:

Kerala dijo...

Seguramente te encontraste con muchos Julios de alas rotas, ¿no?
Muchas gracias por compartir tus ojos de estos días

lola dijo...

Interesante alegoría.
Que tengas una buena semana.
Saludos.

la margarita mia dijo...

interesante post, pobre julio, el pelicano con su ala rota, pero la gatica también merecia un pescadito, la pobre se quedó relamiendose los bigotes, saludos desde canarias.

Silvita dijo...

Yoyi: hace un par de años leí tu blog por un tiempo, y me gustó muchísimo! Recuerdo que estaba atravesando una situación un poco difícil en mi vida, y me gustaba llegar tarde a mi nueva cobija, acostarme con mi computadora paleolítica en mi colchoncito improvisado, y leer tus cuentos marinos, sumergirme, perderme y encontrarme.
Me sentía un poco amiga tuya, desde la distancia y el anonimato. Nunca comenté, por ser supercybertímida.
Luego no tuve ni tiempo para eso de leer blogs, estudiaba de día y trabajaba de noche y fines de semana, la caña se puso a tres trozos y yo a dar mocha de frente! Hice mutis del cyberespacio, y logré los objetivos por los que luchaba.
Ahora vuelvo, más armonizada la existencia, la computadorita esta funciona muuuucho mejor, y ya vez, no te olvidé, lo buen escritor que eres y los buenos ratos que pasé gracias a ti. Ahora tengo un blogcito y todo, se me está quitando la cyberpena, a ver como sale el experimento de expresarme, de recordar mi idioma y reencontrar mi voz.
Lo mejor de todo es que has escrito mucho durante mi ausencia, lo que por ahora tengo cualquier cantidad de cosas interesantes que leer y mirar!
Me alegra que sigas escribiendo, filmando, soñando!
Ah, por cierto, me acuerdo de un texto de advertencia que tenías para que la gente "no ensuciara las paredes de tu blog", jaja, eso me gustaba, porque hay quien se dedica a cada cosas en esta Internet! Ojalá no la cojan con mi blogcito, esos personajes que pululan por ahí!
Bueno, un abrazo desde mi islita y ya vez que ahora sí comento, y largo! ;-)

Cubano dijo...

viva fidel castro ruz y el partido comunista de cuba.

que viva mi bandera viva nuestra nacion..viva la revolucion.