27 de febrero de 2008

A Tarará, La ciudad de los niños.










Mi escuela se llamaba o se llama Vicente Ponce Carrasco. Más conocida como el fanguito. Era una escuela bastante regular aunque su fama señalaba lo contrario. En esa escuela comencé a sentir por primera vez que estaba en un lugar donde decidían por mí. Me refiero con lugar a un país entero, que quede claro. ¿Pero en que país no deciden por las personas? Creo que si un día se dejara de decidir por las personas ya se llegaría a la verdadera democracia aunque quizás rozara con el caos. No me queda claro que quiero realmente, si un sistema que decida de buena fe por nosotros o que todos decidan de manera independiente su forma o método de vida aun con leyes que no interfirieran las libertades de unos con los derechos de los otros.
El caso es que me viene a la mente hoy por unas fotos que se cruzaron en mi camino que nunca fui Tarará, la ciudad de los niños ¿Cómo explicarlo?
Por mas que pregunto y pregunto, toda la gente que me rodea de mi generación y las anteriores fueron a Tarará. Todos recuerdan un funicular, los yogures de fresa, la playa. Yo no. Desde tercero me hubiera encantado ir pero siempre me frenaba una frase que se cruzó en mi camino casi hasta hoy día. Tu no te lo mereces ¿Qué había que hacer?
Ser combativo, disciplinado, aplicado, tener buena asistencia………traducido, yo nunca iba a ser nada de eso, la escuela para mi fue una inútil perdida de tiempo aunque sacaba buenas notas por leerme los libros y estudiar por mi cuenta pero estar sentado en un recinto lleno de gente que les daba vueltas la cabeza no era en lo mas mínimo mi interés por eso quizás nunca me merecí Tarará, hasta un día.
Un día que no recuerdo, me mencionaron en una lista de alumnos que iban a ir a Tarará, No porque lo mereciéramos según dijo el profe, sino porque nunca habíamos ido. Era solo un fin de semana, la Guagua Girón nos recogería el sábado en la mañana y nos traería el domingo en la tarde. Dando saltos llegué a mi casa y se lo conté a mi madre. La heroína de mi madre enseguida rompió una saya rosada de una tela muy fuerte que tenía y me hizo un short, después se animó y rompió mas de su ropa, me hizo tres short, uno verde, uno azul claro y uno marrón de corduroy o pana como le digan. Lo metió todo en un bolso y me lo dejó listo para el día siguiente. Es muy hábil cosiendo e inventando soluciones como casi todas las madres de Cuba.
Al otro día ni siquiera abrieron las puertas de la escuela. Por supuesto que la guagua nunca vino, llorando me fui a casa con mi madre que antes de llegar me paso para darme un chapuzón en el malecón para al menos estrenar los lindos pantalones cortos que me había hecho, pero seguí llorando toda la tarde y toda la noche a ratos cada vez que me acordaba del asunto, intento recordar que edad tenía pero casi lo he borrado todo de no ser por esa foto de ese lugar lleno de niños en la playa y tomando yogurt de fresa.
Creo que lloraba mas que nada por mirarme a mi mismo y por rabia.
El lunes, los profesores tranquilamente comentaron sin importancia que habían suspendido el viaje y que habían avisado a los padres que tenían teléfono que no eran ninguno por supuesto de los que se quedaron esperando ahí en la acera de la puerta de la escuela cerrada y silenciosa.
Y después se habló por televisión………………..
Los niños cubanos donaron Tarará a los niños de Chernobil para su recuperación en un acto de solidaridad sin límites. Nunca más hubo Tarará, ni aunque yo fuera el mejor de mi aula. Lo más lejos que fui en un viaje escolar fue a la 3ª estación de policía de Zapata y 2 por tirarle una silla a un profesor que me golpeó con fuerza y desató la incontrolable rabia con que me vestía en aquella época.
Me daba alegría saber que los pioneros entre los que me encontraba podíamos regalar cosas de Cuba también, como nuestro líder que regalaba petróleo, armas o fabricas de azúcar, nosotros los pioneros aunque no me enteré de ello hasta después de hecho regalamos tarará a los niños rusos, que bien. Podíamos quizás ¿regalar el fanguito? ¿La dionisia? ¿Y todos aquellos barrios malos donde nos entraban a piedras al pasar por ellos?
Años después vi otro acto de libertad pioneril semejante. En un congreso de “los pioneros” se pararon pequeños niños de diez años con cintas discursivas metidas en el cerebro por adultos y recitaron de memoria un discurso por turnos donde se referían a la falta de combatividad, al fraude y la falta de honestidad en las escuelas. Todo era mentira. Era un alarde de combatividad revolucionaria. Esa, esa misma que separa familias y entierra a amigos. Esa asquerosidad de comportamiento que conlleva toda actividad política centrada en el auto marqueting de venta de sistemas perfectos. Y no se hizo esperar la respuesta de los profesores. En venganza, suspendieron la escuela entera, digo entera al 100%, tuve que repetir el odioso 9º grado y a la segunda vez lo repetí de nuevo. Tanto fue el caos que inventaron unas pruebas en agosto que le llamaron mundiales. Fue mi peor verano, en julio yendo a clases, con pruebas en agosto y sin salir de broncas con mis padres por la perdida de años de estudio. Volví a suspender. Por supuesto que de paso bajaron la puntuación mínima de 70 a 60 y cuando reclamé no tenía carácter retroactivo y había suspendido matemáticas con 63,9 puntos. Me cago en Ruffini, aun le estoy buscando para matarle. Tampoco me acuerdo en que año fue esto, que alguien me ayude por favor. Yo lo llamo en mi perdido calendario particular. Año en que se fue a la mierda el nivel de escolaridad Cubano por maniobras políticas pero era muy largo para ponerlo en el almanaque así que...
no recuerdo mas....................
Hoy ostento en mi currículo personal y privado licenciatura en 9º grado ya que lo hice tres veces, al final en una escuela taller y por supuesto dada la honradez de mis obreros padres no pude falsificar el titulo de 9º por tanto no tuve acceso a estudios superiores en la potencia educativa donde me tuve que conformar con el obrero calificado que hoy tengo como única meta de estudio propia al prohibírseme entrar ya no en preuniversitario sino ni siquiera en un técnico medio por venir de una escuela taller que según boca de todos era la escuela de los desviados y los delincuentes.
Ahí empecé una vida de trabajo, de la cual estoy orgulloso. Aprendí sin tapujos teóricos a valerme por mi mismo, a coger las llaves, a soldar, a usar el torno.
Gracias Cuba.
Hoy, me alegro por los niños de Chernobil, ellos lo necesitaban más que yo. Los he visto en estas fotos y me dan pena, dolor, incluso me avergüenzo de haber protestado en aquella época. Ellos lo necesitaban más que nosotros, además eran tan victimas como yo de su fallido sistema político. Yo tenía a 40 metros de mi casa un interminable malecón azul tan hermoso e insuperable que no se comparaba ni remotamente con su tierra helada y hecha cenizas. Bienvenidos niños y hombres de Chernobil. Cuba es vuestra y ojala que estén ahora todos bien y que haya servido a pesar de la política para que recuperasen la salud o al menos el animo.
De mayor fui a Tarará, costaba tres dólares entrar fueras Cubano o lo que fueras. Todo está en ruinas menos una pequeña marina de italianos con yates y sus jineteras. Al menos no te roban la ropa dijo mi acompañante en ese momento antes de lanzarse al bello mar aunque ya ausente de arena por la extracción para la construcción urgente de polígonos militares, pedraplenes y plazas de mítines. Daba mala impresión el lugar, quizás porque mi yo niño, en su momento, en secreto dijo solemnemente.
Métanse Tarará por el culo.



13 comentarios:

Luis Antonio dijo...

Yoyi: Me ha gustado tu relato y me han conmovido mucho las fotografías. Otro cordial saludo desde Barcelona

DAVID RODRIGUEZ RODRIGUEZ dijo...

Yoyi:
Debes tener alguna frustración por algo o por alguien. Es verdad que Tarará se convirtió en un centro para atender a niños y jóvenes afectados por el desastre de Chernobil. Y eso es malo? Es malo que un pais ponga a disposición de personas con esos tremendos problemas de salud? Yo creo que si España, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña hubieran tenido ese gesto, Cuba no estaría hoy entre los paises del mundo, como el único que le dio ayuda a esas personas, y eso vale mas que una playa, o un viaje en ómnibus, aunque sea en una destartalada Girón. Porque vale mas dar la ayuda al que la necesita que disfrutar de un sitio que le puede hacer bien para su recuperación a esas personas. Por eso digo que quizás tienes una frutración, por algo o por alguien.

DAVID RODRIGUEZ RODRIGUEZ dijo...

Espero que mi comentario no sea censurado, a fin de cuentas tú vves en una sociedad ´´libre´´, donde dicen que todos tienen ´´derecho´´ a la expresión.

yoyi dijo...

La verdad es que si, que tengo una frustracion por algo y por alguien. por algo que lleva mi vida por donde piensa a mis espaldas que es mejor para mi y por alguien que toma decisiones en mi nombre y las lleva a cabo sin yo haberlo pedido ni tener derecho nisiquiera posibilidades de hacer algo contra esa voluntad suprema sin salir dañado. Creo que es una frustracion general de todos los cubanos. No obstante si has leido esta entrada antes de escribir este comentario te daras cuenta que no solo agradezco y me alegro que hayan ayudado a los niños de chernobil si no que hasta me siento orgulloso de a pesar de mi sacrificio que hayan hecho el bien con alguien aun sin haberlo pedido y habiendolo puesto en boca de quien realmente no tiene ninguna voz ni voto en cuba que es el pueblo y en este caso en especifico en nombre de "los pioneros cubanos" quizas si lees o entiendes bien la entrada cambies este comentario, de todas maneras como siempre hay alguien a quien hay que explicarle las cosas minuciosamente y darle la comida masticada cuando digo al final que se metan tarara por el c.. me refiero al sistema que cobra en dolares aunque entren cubanos y me refiero a una epoca en que ya no estan los niños, me refiero a la dolarizacion de todo el entorno natural cubano en contra de los mismos pobladores de la isla. de todas maneras este comentario tuyo no tengo porque censurarlo porque no incumple ninguna de las reglas para publicar en el blog de mi propiedad y solo esta exponiendo tu punto de vista, ten por seguro que si lo considerara ofensivo, extremista, racista, vejatorio o cualquier cosa que tenga que ver con los cientos de comentarios que me llegan a a diario y no publico nisiquiera me hubiera tomado el trabajo de responderte.
¿y tu? ¿tu vida es perfecta?

Anonymous dijo...

Mi querido y desconocido Yoyi, (no por ello menos cercano), hacia algun tiempo q no entraba a leerte, hoy lo he hecho para de nuevo como ya te dije una vez, prometerme y jurarme (por la bolsa del canguro) que NUNCA MAS LO HARE, aqui me tienes hecha un mar de lagrimas llorando como tu hace mucho tiempo, tambien yo sufri enormes desengaños, con la agravante q yo si era muy buena estudiante, tan buena q siempre q llegaba al nivel superior me preguntaban si era repitente, era una polilla de biblioteca, en total y completo desfasaje con los demas niños, y lo peor con los adultos.
Ahora al leer tu ultimo articulo sobre Tarara, he revivido recuerdos q creia totalmente borrados de mi disco duro y de cuanto dispositivo de memoria tenga, pero nada mas basto imaginarte con tu "shorcito" nuevo y tus lagrimas , me saltaron al cuello todos esos mil recuerdos traumaticos, nada que la teoria de la memoria selectiva se fue a "bolina". Y aqui lo dejo porque si te narro mis experiencias terminas dandote fuego a lo bonzo, solo te digo para no entristecerte, que me comi mis espinacas y creci, he hecho mi vida " a mi manera" siempre contracorriente, y aqui estoy feliz como una lombriz!!!
Un abrazo.

lola dijo...

Hola, me ha conmovido mucho tu relato, entiendo tu desencanto por no haber podido ir a Tarará, creo que si Uds. nunca habían ido bien que pudieron haberlos llevado aunque tambien después se llevaran a los niños de Chernobyl. Además es normal que un niño no entienda que puede que haya otros con más necesidades, creo que una de las cosas malas de la revolución es haber pretendido hacer de los niños pequeños adultos, y creo que los niños deben de ser primero niños felices para que el día de mañana pueden convertirse en adultos responsables. Y que conste que no considero más feliz a un niño por el hecho de poseer muchos bienes materiales.
Si te sirve de consuelo, yo tampoco fui a Tarará, antes del 59 tenía compañeras de colegio que vivían por ahí, pero nunca fui, jajaja creo que mi barrio tenía más "solera".
Un saludo, y gracias por tu visita.

Magia dijo...

Mi querido Yoyi: He terminado de leerte entre risas y lágrimas. No tienes que justificarte con el que te increpa. Fueron muy injustos contigo y los demas que dijeron que no se lo merecían. En mi escuela nos llevabana todos inquietos y tranquilos que si llega a ser de otra manera yo también me hubiera quedado en mi casa.
Tengo muchos recuerdos de Tarará, allí tuve mi primer noviecito, nos repartimos a los varoncitos como si fueran yogures de fresa que por cierto no recuerdo haber tomado ninguno. Cuando yo fui el yogur era blanco, pero había panes con mantequilla que me encantaban.
También recuerdo una niña que me quería partir la cara por algo de comer pero no me acuerdo qué.

Tengo un recuerdo vago de algo que me sucedió aprecido a esto que cuentas pero con otro lugar.
Me ha venido a la mente ahora y nunca me levaron proque "yo tampoco me lo merecía" Creoq ue era un parque de diversiones que tenía una cama elástica donde saltar. Eso es lo que recuerdo, jejeje, mis amigos saltando en una gran malla y yo deseando volar por los aires alegremente. Muchas veces escogieron niños pero a mí nunca me llevaron.

Nunca me disgustó el tema de los niños de Chernobil, pobrecitos, pero sí me molestó la dolarización de Tarará, eso sí que no lo decidimos los pioneron y a diferencia de lo de los niños rusos, que aunque tampoco lo decidieron los pioneros, creo que todods estabamos de acuerdo en que era una idea acertada. PEro no creo que ningún pionero haya renunciado a Tarará en favor de los turistas.

Gran post!

Un beso y mas magia y que pena no poder decir de corazón que se metan Cuba por ahí, porque la quiero y la querré siempre demasiado, pero es lo ue a veces dan ganas de decir y quien sabe si eso es lo que hemos hecho al abandonarla... uf! Espero que no!

Lisetg dijo...

yoyi, coño que hace rato no pasaba por aqui.
disculpame!
habia visto este post y me habia prometido venir a leerlo pero ahora es que lo hago.
que decirte? te podras imaginar que despues de leer el primer comentario tenia que decirte algo. ese ni leyo tu post completo ni lo entendio, como tu dices, hay gente que hay que masticarle la comida.
a mi, como siempre, me ha encantado. si fui a Tarara y me gustaba muchisimo ir. cuando lo dejaron para los ninnos de Chernobyl ya estaba en secundaria o pre, no recuerdo, y fue una noticia lejana, como una de esas tantas frases demagogicas en Cuba que la oyes solo con el subconsciente y no le metes mucho coco.
mas tarde, cuando era guia de turismo, un turista me dijo que lo que Cuba habia hecho por los ninnos de Chernobyl habia sido unico, y yo me senti tan orgullosa. como cuando ensennaba el Valle de Viñales.
Ahora miro estas fotos y me doy cuenta que nunca estuve consciente de este gesto. Lastima que un lugar tan lleno de buenos recuerdos haya quedado ahora en lo que es.
un beso grande.

Anonymous dijo...

Aun recuerdo el jarrito de aluminio donde por las noches las maestras nos daban(a los que fueron )el yogurt.

Saludos desde italia.
Dejandote mi link por si deseas visitarme.
La Nicolaza.

http://www.desconexioncubana.com/blogs/Nicolaza/?p=29

Anonymous dijo...

Yoyi.
Por alguna parte de mis recuerdos conservo el jarrito de aluminio y las bandejas del comedor de tararà.
Puedo sentir aun hasta el sabor acido y sabroso del yogurt que nos daban cada noche.
He llorado y reido al mismo tiempo.
Saludos.
La Nicolaza.
http://www.desconexioncubana.com/blogs/Nicolaza/?p=29

http://www.desconexioncubana.com/blogs/Nicolaza/?p=29

oayc1000 dijo...

TARARA... Tu relato es bien bueno y como dice tu trivia favorita, has reflejado tu vivencia, y otras cosas claro que serian utopias e idilios.

TARARA - una vez yacht club de ricos en epoca de Batista, despues yacht club de la jerarquia fidelista-guevarista, mas tarde campamento de pioneros (es aqui donde nacen tus apreciaciones), despues parque de recreo turistico, despues campamento de ninos de Chernobyl, y ahi esta... con un parque destruido.

Te felicito por lo interesante, las fotos bien sensibles, la redaccion casi bien buena, en fin, voy a seguir leyendo porque me han motivado tus relatos por ser bien sinceros y personales.

Anonymous dijo...

Ahora me atrapó el documental de Chernobil...
Sigo con mi piel erizada y la impotencia en mis venas.
Gracias una vez más por todo lo que nos muestras.
Saludos de una cubana en Canarias.
Diammy

Laz dijo...

Yoyi, no conocia tu blog y llegue a ti por el feedback de tu comentario en gladiolo. Impresionante hermano, impresionante. Voy a hacer enlazarte.