17 de septiembre de 2007

HUNTER

Es dificil decidir que se va a ser en la vida. No es como cuando uno es niño que dice que va a ser medico o cosmonauta. Yo, esas dos profesiones las tengo perdonadas. Si veo sangre me desmayo y el otro día monté en una montaña rusa en un parque de la warner.bros y cuando me metió un par de sacudiones me alegré de no ser piloto porque a la primera vuelta que diera el avión me tiraba por la puerta de atrás como el primero. De hecho, de pequeño cuando alguien me preguntaba que quería ser yo decía “ruso” pa mi los rusos eran lo mejor del mundo según se me metió con sangre en la cabeza, como mismo entra la letra. Bueno era mejor que pompón que quería ser guaguero, pero nunca nadie le decía donde se estudiaba eso. Después de ver la primera entrega de Indiana Jones decidí cual sería mi próximo trabajo. …………..Basurero….eran los únicos que se enganchaban en un camión en marcha y les pagaban por ello porque arqueólogo pregunté y nadie me contestó nunca sobre ello, o antropología, creo que en Cuba abolieron esa carrera ¿paqué? Da igual del mono que vengamos, todos somos el hombre nuevo. Cuando empecé a trabajar en el mar desde muy niño me sentía absurdamente feliz y no quería mas nada para mi vida. El mar es todo para mí. El mar es mi vida, mi ciudad, mi casa. Leyendo a Víctor Hugo creo, fue cuando mas orgulloso me sentí de ser un trabajador del mar. Fueron años de paz. Pero después vino la guerra sórdida y silenciosa de los éxodos y muy a pesar mío se me abrieron caminos nuevos en mis profesiones. La lista de lo que he hecho no cabe en este blog pero aun seguía sin saber que hacer. Pasados años en los que ya no se puede decidir aun sigo pensando en ello aunque ya nadie pregunta que quiero ser. Se supone que mayormente eso que querías ser no lo puedes ser y si no ya hace rato que lo eres. Yo hace rato que lo soy pero no lo sabía. Yo soy…………..Cazador.
Difícil profesión. Las armas son tan caras como prohibitivas. Hacen daño. Pero yo se que tengo que luchar por lo mío y hacer todo lo que haga falta por lograr este sueño que he decidido que sería mi vida futura. Quiero ser cazador. Ya eso no se paga, es un lujo, quizás un hobby de algunos pero yo me quiero dedicar a ello por completo. Vivir de ello si es posible. Por lo pronto estoy vendiendo mis cosas. Me quiero comprar una gran CANNON XL1 modelo anticuado pero muy bueno aunque sea de tercera mano. Empezaré con esa arma, poderosa, ligera y versátil, de largo alcance y de grandes radios de acción. Letal, un arma letal la XL1 después necesitaré entrenamiento, bajar las 60 libras de mas que tengo, viajar a Cuba, donde se encuentra mi presa favorita, dormir en el monte, acechar, esperar, no respirar, soportar el frío, el calor, el salitre y sobre todo esperar, para justo, en el momento oportuno, en el segundo exacto, cuando asome de su madriguera……cazar de un solo disparo el amanecer o atardecer mas lindo que no se repetirá en miles de millones de años en esa isla tan especial donde el sol nos regala lo mas hermoso aún con las carestías, las tristezas, la memoria y el azar.

Las fotos son de Bertinhos Roman, inspirador de este articulo. fueron tomadas en su reciente viaje a Cuba.








6 comentarios:

St. Jose dijo...

Wow...tremendas imágenes compadre. Dignas de una galería de arte.

St. Jose dijo...

Vuelvo a ver una y otra vez las imágenes y cada vez me convenzo más que están pa' una galería de arte.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

muy buenas fotos.

saludos
Albert

yoyi dijo...

Bueno St José viniendo de ti felicitare a los que las hicieron de todo corazon y les comentare lo que dices, ellos son admiradores de tu fotografia asi que imaginate como se van a sentir

Bedto dijo...

Lo que está para una galería de arte es el atardecer que vimos allá en la habana. Sin palabras, hasta dejamos de hablar y todo.
Gracias por tus palabras St.Joseph...acabo de terminar de ver tu blog..espectaculares tus fotos.
Una vez más, gracias.

St. Jose dijo...

No, por favor. Todos los elogios van para ustedes. No puedo darme el crédito de las fotografías que publico. Yo sólo las recopilo, son regalos que me hacen. Puedo contar con los dedos de las manos las que he puesto mías y no son tan buenas como éstas. Se los aseguro.

Un abrazo.