4 de octubre de 2006

Viajero arriesgado

Pero hay cosas peores como que te encañonen con una makarov al entrar a un lugar turístico (cayo saetía) este si que no es para cubanos ¡que a nadie se le ocurra! Pero al decir que donde entonces podría pasar la noche amablemente con la pistola aún en la otra mano, me explicó donde podría quedarme. Cuando llegué el lugar estaba cerrado por reparaciones desde hacía años pero el custodio me dejo poner mi saco de dormir y pasar la noche oyendo junto a el….radio reloj. La gente de pueblo….

No hay comentarios: