30 de septiembre de 2006

Proximo video dedicado al Quijote



De madrugada:
Anduve por la vetusta ciudad
Llena de papeles y locos
Con mi espada al brazo
Y el sabor amargo de mi cuerpo
Amaneciendo:
Corrí a mi lugar
De donde está prohibido moverse
Como a todos
A que el sol me incinere por mi patria
De dia:
Sin que nadie supiera
Me miré a mi mismo
En medio del tropel de gente triste
Y estoy desnudo
De noche:
Vestido con mi vasija de barbero
Montado a pelo sobre un oxidado caballo
Que nos sabe donde acaba su cuerpo y empieza el mío
Amaneciendo:
No soy un centauro
Soy quijote de la Habana
De cuyo nombre no quisiera acordarme.
Yoyi (hace años)

1 comentario:

Silvita dijo...

Yoyi, no sé si te acordarás, pero los gorriones ninjas del Vedado hacían nido en la boca de Rocinante, probablente dentro del cuerpo flaco de aquel caballo también, siendo hueco como era.
Era lindo verlos salir y entrar fuiiiiiiiiii a toda velocidad, de aquel eterno relincho :)