16 de octubre de 2006

Mami yo quiero un metro

En 1978 la prensa cubana informó a la población sobre la intención de construir "el metro de La Habana": una red de trenes subterráneos que aliviaría el problema del transporte en la capital.

Se publicaron detallados artículos y se transmitieron programas radiales y televisivos donde se mostraron los planos de los ingenieros y arquitectos, se marcaron las rutas y se entrevistó a los miembros del equipo estelar que dirigiría "La Magna Obra". Sería, por supuesto, más elegante que el metro de Moscú, más eficiente que el de París y menos peligroso que el de Nueva York.

Una gran parte de las personas piensa que desde un principio este metro no se iba a hacer, que esta idea fue siempre para túneles de refugio militares y cosas de estas, a mi modesto entender, la idea si era el metro, si hubiesen querido hacer obras militares la hubieran hecho y dicho sin ningún problema, en ese lugar nadie pregunta adonde van sus impuestos ni nadie decide que se hace con las finanzas del estado, así que yo creo que el metro si iba y fue la romántica idea de ser un país desarrollado a la ultima, incluso con energía nuclear y todo.

Empezaron las excavaciones. Nadie se extrañó. Estaba yo en secundaria cuando temblaba la tierra por las explosiones, aquello parecía una guerra. En una ocasión una de las planchas de acero con las que tapaban las excavaciones salio volando más de cien metros como un ovni por la onda expansiva. Mi secundaria estaba en el fanguito, pero con solo salir a la calle 23 ya paseabas por los agujeros enormes que formaban campos de tiro activos en aquella época donde íbamos a disparar con balas 22 para estar listos para la guerra de todo el pueblo.

En los túneles esos se hizo de todo, desde ir pallá con la novia, hasta esconderse cuando barqueábamos al tercer turno, a veces era interesante recorrérselos mientras hubiera un poco de luz, era una posibilidad lejana de saciar nuestro espíritu explorador. Se sentían los goteos como en las películas, Recuerdo en aquellos tiempos de 7º grado como andaba con una linterna en mi maleta por si acaso se aparecía algo, el aparecía era que dejaran en un descuido un túnel de estos sin cerrarlo como es debido y ahí íbamos nosotros a inspeccionarlo todo. Hay que contar que pudieron llegar a hacer kilómetros de túneles. La parte del bosque de la habana pero por la orilla del vedado tiene muchas entradas, unas calles místicas tapadas de vegetación antigua, silenciosa y húmeda que estaban llenas de túneles de estos, este lugar era curioso, nadie iba por ahí y no pasaban carros, recuerdo yo que la usaba para ir desde el puente de hierro hasta la ciudad deportiva cuando no tenia licencia de conducción, de niño iba por ahí a cazar majaes (serpientes) por ahí no pasaba ni dios. Aun no se el nombre o el numero de esa calle, es como paralela a 26 pero por debajo de unos barrancos, yendo en dirección sur o sea pa la ciudad deportiva si querías salir a 26 tenias que coger izquierda y subir unas lomazas que pocos carros lograban subirlas de lo empinadas que eran. Ahora cuando vuelva lo miraré. Eso si, verás parte de las calle cerradas con tejas como si fueran obras, contenedores, concreteras y algún que otro cartel despintado que dice metro de la habana o algo así y un par de obreros llenos de cemento de los pies a la cabeza construyendo algo como el manto que tejía la mujer de Ulises en su eterna espera.

Como todos los reveses este fue uno muy grande pero que culminó con una victoria, la roca caliza por la que esta formada la cuenca del almendares no era del tipo suave (lo que la gente le llama recebo amarillo como en la calle G y 25) que con simples instrumentos de corte se van perforando. Como aquí en Madrid la gente dice ¡que rápido avanza el metro! pero si te pones hasta con una cuchara haces un agujero enorme. En cuba la caliza sedimentaria (diente de perro) no la perfora ni el genio de la lámpara, empezaron con poderosas maquinas que se destrozaban en el intento, le siguió los explosivos que no perdonaron ni un cimiento de las casas de nuevo vedado, no dejaron cristal sin romper ni cera sin rajarse pero el metro iba. Y fue….lo que nadie lo conoce como tal. Al final el metro es el metrobús pero ¿quien no le dice camello? Montar o hablar del camello es un artículo aparte, ese lo hago otro día. En este video se ve, el metro de la Habana.

10 comentarios:

Antillana del Mar dijo...

jajaja ........ demasiado bueno!! ............

waxaxo dijo...

yo había oído lo del metro como un mito lejano, descreí de el hasta hoy... no sabía cuan en serio había ido la cosa...

Saludos

W.

Yamilka dijo...

Bueno a mi nadie me invito, pero vine a mirar y me meto a opinar. El Metro, pues señores yo trabaje en el Metro cuando me gradue alla por el año 96, asignaron un monton de plazas para el Metro de la Habana, y bueno como habia mucho que elegir, mas si no tenias un lugar que te pidiera, pues al metro me fui, por suerte al año fui a parar a la EPROB, pero la verdad que lo mejor de ese año en el Metro fue el curso que nos dieron a los que nos incorporabamos a el, habia de todo tipo de ingenieros desde arquitectos, civiles, hidraulicos, automaticos, electricos, en fin, y aquellos 15 dias aun en el 96 nos contaban como iba a ser, y hasta nos llevaron a los tuneles, saben en aquella epoca como ellos sacaban dinero??? Pues cultivando hongos que exportaban, segun esto, porque eran de buena calidad.
Los proyectos habian ido variando con los años, y ya estaban hablando de una mezcla que existe en muchas ciudades, de hacerlo subterraneo y exterior para abaratar los costos, pues segun nos dijeron el costo del km de subterraneo construido para el metro ascendia a 20 mill de dolares, asi que solo el vedado y la habana vieja tendrian el honor de quedarse con su Metro subterraneo que al final nunca llego.
En el 98, la empresa del Metro de la Habana dejo de existir, y paso a ser solo una oficina dentro del Ministerio del Transporte. Dijeron que las rutas de los camellos seguian aproximadamente las lineas que se habian diseñado para el Metro de la Habana, asi que ya saben chicos, un poquito mas de historia del Metro.

elyoyin dijo...

Gracias yamilka por arrojar luz sobre este curioso y desconocido tema. Eres Bienvenida a este blog que es para los cubanos o los que quieran a cuba. puedes escribir lo que quieras. la parte que no entendí fué la de los hongos ¿que quieres decir que cultivaban hongos?¿los ingenieros del metro?¿la empresa? ahi me quedé botao...

el cubano de la isla dijo...

caballeros de verdad que los blogs cada dia me sorprenden mas, yamilka me acaba de dar luz a un tema que para mi fue siempre un mito, el recuerdo mas cercano que tengo del metro de la habana es siendo niño cuando el tio de un amiguito del barrio "trabajaba en el metro" y su sobrino alardeaba de eso.

Yo, como siempre he vivido en los barrios "perisfericos", nunca supe bien que cosa era "eso del metro".

Y lo que hay ahora... es un total desastre (una "metromierda"), pero mejor no me doy cuerda.

Lo de los hongos si lo habia oido, creo que en los huecos que estan en las piedras enormes donde calle G se une a calzada (por detras del calixto) cultivaban hongos de esos.

Ahhh Yoyin, yo tambien soy fan de "La familia Mumin", un librito raro que perdi en una mudada "perisferica" :)

Yamilka dijo...

Hola Yoyin, gracias por darme la bienvenida, me he vuelto media visitadora de los blogs de cubanos, y Omar me anda fallando. Y tu duda no la puedo responder bien, si cultivaban hongos, pero no me queda claro quien en específico los cuidaba, pero al menos en los huecos que estaban por ahi, por donde decias donde estaba "el hueco" de 23, ahi los vi, parece que el ambiente tipo cueva los favorecia, recuerdo que un par de veces me dieron de aquellos hongos enlatados en la "jabita" pero siempre los regale, en aquella epoca que era eso de andar comiendo honguitos... Nosotros los "ingenieros", de los papeles nunca pasamos, la unica vez que fuimos a los tuneles fue durante el cursito de inicio.
Y cubano, a mi me paso igual, yo era de barrio periferico como dices tu, y me entere que el Metro no era mito, cuando dijeron estas son las plazas que hay, quien se va para el Metro, la alternativa era la Antillana de acero, creo que la elección estaba facil.

elyoyin dijo...

pues les prometo que les voy a buscar el plano del metro de la habana. yo creo que si hubiera habido metro hubiese sido de tremenda ayuda al transporte, lo que me jode es que quizas solo fué una especulación politica, en que cabeza cabe gastarse tantos millones de dolares en una obra que no se va a recuperar nunca y que se sabia de antemano que no se iba a poder hacer¿otra zafra de los diez millones? alguien fué tronado por decir que eso no iba a a ser posible

Yamilka dijo...

No se si tronaron a alguien Yoyin, pero en los 90 ya sabian que eso era un globo inflado, aunque yo me pase un año inflandolo, y habia pila de gente que estudiaron en la gloriosa URSS unas ingenierias especializadas en Metros, parece que en los 80 si tuvieron serias aspiraciones de "sacarle" el metro a los rusos. Nunca me quede con ningun dibujito lindo del metro habanero pero les puedo decir que los arquitectos tenian cada estaciones lindas... la de Coppelia estaba que pa' que...

Lisetcruz dijo...

MUY interesante, yo tambien me pregunte siempre que pasaba con el metro.
Y creo que los de los hongos vino de los tantos inventos que se hicieron en los noventas con la crisis de comida. Cuando cocinabas esos hongos con carne, dicen que cogian el sabor de la carne, y que eran muy nutritivos, y formaron tremendo lio con eso. Pero se acabo tan pronto como termino y ahi me quede en el chisme.

Anonymous dijo...

uhm.... de veras que esta idea esta muy buena la del metro. En la calle 23 se pueden ver algunas cosas parecidad a estaciones de metro... no se a mi me ha dado esa idea.
saludos desde cuba.
doncuba