4 de octubre de 2006

Como Manrico...me despedí


Después, seguí viaje. Soy viajero, ese es mi trabajo "Vivo un poco aquí y el otro poco allá” decía Manrico el de la Familia Mumín. Entonces tuve oportunidad de estar en las puntitas de cuba. En Maisí desde donde de noche se ven las luces de Haití (yo nos las ví) y en las Coloradas, donde no es delito irse al norte porque llegas a tu propia tierra. Después viajé y viajé más y más hasta que, menos la isla de pinos, me hice la isla completa en camión, a pie, en coche de caballos, nadando, en barco, solo me faltó en avión cosa que sé que antes de morirme lo voy a hacer. Asi recorrí la isla, huyendo de algo que no tenía claro. Trabajaba 6 meses de sol a sol sin parar (era chapista) y después me estaba los otros seis meses desandando por ahí, ya no puedo, he subido al Teide y casi me muero. La Europa me está volviendo sedentario y triste.

No hay comentarios: